¿CÓMO ELEGIR EL EDREDÓN NÓRDICO?

Tiempo de lectura 5 minutos

La elección del edredón o nórdico es tan importante como la elección del colchón o de las almohadas. Una funda nórdica demasiada calurosa puede convertirse en un verdadero infierno. Lo mismo pasa al contrario. Te presentamos 6 cosas que tienes que saber sobre los edredones para encontrar el que mejor te convenga:

EL RELLENO

Existen dos tipos de rellenos: el relleno natural y el relleno sintético. El primero suele esta compuesto por una mezcla de plumas y plumón, materiales nobles y óptimos para el acolchado del edredón. También encontramos rellenos naturales a base de lana o de seda, pero son menos frecuentes en el mercado. El segundo esta hecho de mico fibras de poliéster.

El relleno natural es lo mejor sean cuales sean los componentes. Los nórdicos de relleno natural son más ligeros, más blandos y más cálidos. Sus propiedades de evacuación de la humedad son mejores que las de los edredones sintéticos. Se componen, en su mayor parte, de una mezcla de plumas y de plumón. El plumón es muy ligero y más voluminoso que las plumas, y por eso, para un edredón ligero y acolchado al máximo, es mejor elegir los que tengan un porcentaje elevado de plumón (80% / 90%). El único inconveniente es el precio. Muy a menudo, los edredones naturales son más caros que los sintéticos pero, en cambio, tienen una vida útil media de 10 a 15 años.

Por otra parte, el relleno sintético : más accesible en términos de precios, está hecho a base de fibras de poliéster. Existen varios tipos de fibras sintéticas con formas y características diferentes: - Las fibras siliconadas huecas: no dejan pasar el aire, lo que permite un aislamiento térmico óptimo. - Las micro-fibras: proporcionan al edredón un acolchado similar a las fibras naturales. Además, son más cálidas y cómodas que las demás fibras. Es cierto que los edredones sintéticos tienen una mejor relación calidad/precio que los edredones naturales, pero su vida útil es mucho menor : 5 años en promedio.

edredon tediber

EL GRAMAJE

El gramaje permite hacerse una idea del calor y del acolchado del edredón. Oscila entre 175 y 500 g/m² y la elección dependerá de la temperatura de tu habitación:

  • Los edredones ligeros (entre 175 y 259 g/m²) son ideales para temperaturas entre 18 y 22ºC.
  • Los edredones medios (entre 300 y 350 g/m²) son adecuados para temperaturas entre 15 y 18ºC.
  • Los edredones cálidos (entre 400 y 500 g/m²) se recomiendan para habitaciones no calentadas:15ºC o menos.
    También existen edredones para todas las estaciones. En realidad son dos edredones unidos por corchetes: uno fino para el verano y uno medio para épocas como la primavera o el otoño. En época de más frío, se pueden utilizar los dos para generar máximo calor. Es un buen compromiso para dormir bien todo el año.

LA FUNDA

Es un elemento muy importante del edredón, su papel es impedir que el plumón o las fibras salgan del nórdico. Una funda de algodón permitirá la aireación del edredón y, por lo tanto, que no retenga la humedad. Si elegiste un relleno natural, una funda en algodón percal es la mejor opción.

EL PESPUNTE

También es esencial para el edredón ya que impide que el calor se disipe. En el caso de un nórdico natural, un pespunte en forma de cuadros parcelados es lo mejor: proporcionará una repartición uniforme del relleno en la funda nórdica. Para los edredones sintéticos, lo mejor es un pespunte capitoné: mejorará el aislamiento térmico y el acolchado del nórdico.

EL MANTENIMIENTO

El edredón debe ser lavado una o dos veces por año respetando las recomendaciones del fabricante. En principio, todos se pueden lava en la lavadora, pero ten cuidado en utilizar poco detergente y no suavizante. En el caso de los edredones nórdicos sintéticos, se recomienda secarla en la secadora. Pequeño truco, pon una pelota de tennis en la secadora, permitirá un secado óptimo del edredón. En cuanto a los edredones naturales, es mejor secarlos al aire libre, permitirá eliminar totalmente la humedad y mantener una homogeneidad perfecta de tu nórdico sin dañar las plumas o el plumón.

LAS MEDIDAS


Para esta seguro de que tu pareja no te robe el edredón durante la noche, o simplemente para quedar bien cubierto si duermes solo, tu edredón debe tener un margen de 30 a 50 cm a cada lado de la cama. Entonces hay que tener cuidado en elegir un nórdico que corresponda al tamaño del colchón. Por ejemplo, para un colchón de 150, se necesitaría un nórdico de 240 x 220 cm.

En resumen, el edredón natural es muy ligero y suave, tiene una vida útil de casi 10 años y es bien aireado. Sin embargo, su precio es bastante alto, y tarda más que un nórdico sintético en secarse, sobre todo en los meses más fríos. El edredón sintético es más barato, permite un mejor aislamiento y se seca más rápidamente, pero tiene una vida útil de 5 años. Entonces, ¿cuál elegir? ¿Y si podíamos tener los beneficios de ambos modelos? En Tediber, hemos diseñado un edredón con un relleno compuesto al 50% de plumón y plumas de patos blancos y al 50% de copos de micro-fibras, lo que permite tener un edredón caluroso, suave, ligero, a un precio razonable y fácil de mantener. El edredón Tediber ha sido diseñado para ser utilizado en todas las estaciones: garantirá siempre el calor perfecto sin necesitar otro edredón de primavera, de otoño, etc.

Publicado el 16/09/2019

Descubre también

CONSEJOS PARA DORMIR BIEN EN PAREJA
La siesta en la oficina aumenta la productividad
Ola de calor - 5 trucos inesperados para dormir bien
Compartir el artículo :

Descubre las fotos de nuestros increíbles clientes