SOBREVIVIR A LAS NOCHES ESTIVALES

Tiempo de lectura 4 minutos

Es oficial, después de haber vivido un mes de junio parecido a un mes de noviembre, los buenos días de sol regresan. Los días de verano significan vacaciones, aperitivos, barbacoas, relajación y... ¡Mucho calor!

No nos vamos a quejar - lo esperábamos desde hace demasiado tiempo - sino más bien ayudarte a pasar noches mejores. Lo sabemos bien, conciliar el sueño cuando hace 30°C o más puede ser difícil. Y cuando, por fin, duermes, unos elementos perturbadores distintos del calor pueden perturbar tus sueños...

Aquí te presentamos nuestro top 5 de las pequeñas cosas que perturban las noches estivales... ¡Y nuestras soluciones para sobrevivir!

EL TOP 5 DES LAS CONTRARIEDADES ESTIVALES Y NUESTROS PEQUEÑOS TRUCOS PARA RESISTIR.

N°1: NO PUEDES DORMIR SIN EDREDÓN

tirar de la sábana

Todo el mundo ha tenido que enfrentar este dilema por lo menos una vez en su vida, separarse - o no - de su edredón. Te da calor, te la quieres quitar pero necesitas sentirte envuelto, protegido, y sin edredón te sientes vulnerable. Todos hemos pasado por esto.

La solución: Duerme sin tener demasiado calor cubriéndote con una sábana fina. Favorece materiales suaves, ligeros y transpirables como el algodón, el lino o el bambú.

 

N°2: EL MOSQUITO TE PERSIGUE

intentar matar a un mosquito

El verano es SU momento. Durante meses le está esperando, y cuando por fin llega, va a hacer el agosto. La pesadilla de tus noches, tan pequeño y sin embargo enormemente pesado: el mosquito.

Zumba en tus orejas, gira alrededor tuyo, se va (haciéndote creer que se va para siempre) y vuelve cuando pensabas haberte deshecho de el. No duda en ensañarse contigo toda la noche y no te da ninguna tregua. Con tu chancla preferida en la mano, le estas vigilando. ¡Paf! ¡Fallo! ¡Paf otra vez! Fallo de nuevo.

Cuando acaba por picarte, estas casi aliviado. Por lo menos, el «Bzzzzz» para. Pero ahora, la picazón te vuelve loco(a).

La solución: Es muy clásica, pero no hemos encontrado mejor solución para luchar contra los mosquitos que el mosquitero. Cuelga la encima de tu cama y asegúrate que cubre toda la superficie de la cama, y si hace falta, bloquea la debajo de tu colchón para que funcione perfectamente. Para poner todas las posibilidades de tu parte, vaporízala con repelente natural y/o difunda unas gotas de aceite esencial de eucalipto limonero en la habitación.

 

N°3: TUS VECINOS FESTEJAN

montar una fiesta

Para hacer circular al máximo el aire fresco, decides dejar las ventanas abiertas. Pero, tus vecinos no duermen: han decidido hacer la fiesta a lo grande.

La solución: Puedes ir a tocar el timbre y pedirles que bajen el volumen, pero no es seguro que lo oirán. Opta más bien para un buen par de tapones para los oídos. O cierra la ventana cuando tu habitación está suficientemente refrescada. Si nada de esto funciona, ponte tu traje o tu mejor vestido y únete a tus vecinos. Al final, son las vacaciones de verano, mejor disfrutarlas para festejar. ¿No?

 

N°4: TIENES MUCHA SED

beber

Son las 3 de la mañana, tienes los ojos bien abiertos y no puedes volver a dormirte porque solo piensas en una cosa: beber. Litros y litros. Pero tienes pereza para salir de la cama y coger un gran vaso de agua en la cocina.

La solución: Bebe por lo menos 1 litro y media de agua durante el día, y retoma uno o dos vasos (siempre de agua) antes de ir a dormir. Esto debería evitarte alcanzar la deshidratación en medio de la noche. Y, por se acaso, quédate siempre con una botella de agua al lado de tu cama. Algunos tragos y volverás a dormirte en un minuto.

 

N°5 : TU VENTILADOR TE ATACA

baile con el pelo

Abrir la ventana no es suficiente para refrescar la habitación, entonces utilizas los grandes medios y sacas el ventilador del armario. Algunas gotas brotan de tu frente, tu pelo ondea con el viento...Tu noche será perfecta.

Sin embargo, al día siguiente, te despiertas con un dolor de garganta y una migraña. No mola.

La solución: Aunque resulte muy tentador, no duermas con el ventilador dirigido hacia la cara. Es mejor ponerlo en un rincón de la habitación y dirigirlo hacia arriba. Llenara la habitación de aire fresco evitándote el resfrió.

 

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartir tus historias con nosotros en un comentario.

Publicado el 18/06/2020

Descubre también

COLCHÓN PARA BEBÉS: ¿CÓMO ELEGIR BIEN?
¿Es necesario dormir completamente a oscuras?
Las posiciones para dormir
Compartir el artículo :